Diferentes formas de llegar a todos los puntos de servicio

Existen muchas formas de transportar el agua dentro de una instalación. El agua es un fluído con características propias dentro de una instalación, como son viscosidad, la densidad, la presión, el caudal y la temperatura. Esto significa que, al menos, se habrá e realizar un estudio y unos cálculos para poder suministrar el agua dentro de unos parámetros mínimos.

Pero el en fondo lo que pretendemos es algo más que transportar el agua. Buscamos que el suministro sea fluído, constante y sobre todo, de calidad. Los seres humanos estamos cumpuestos en gran parte por agua; cuídemonos lo mejor que podamos.

Y para ello habrá que escojer los materiales adecuados para una u otra situación y conseguir así una instalación de fontanería que perdure en el tiempo de forma eficaz. No es casualidad que los proveedores de materiales expongan un sinfin de materiales y sistemas diferentes para el mismo fín: transportar el agua. Y es que cada cosa tiene su utilidad en el momento apropiado. Saber escojerlo de forma eficiente es nuestro propósito.